Alergias

¿Qué son las alergias y cómo evitarlas?

Las alergias, también llamadas reacciones de hipersensibilidad, son respuestas exageradas del sistema inmunológico (las defensas de nuestro organismo) al entrar en contacto con determinadas sustancias, llamadas alérgenos. Su aparición se recrudece en primavera, porque uno de los grupos de alérgenos más frecuentes son los pólenes, unas células reproductoras de las plantas que proliferan durante esta estación. Otros agentes alérgenos son los hongos ambientales, los ácaros de polvo y los epitelios de algunos animales, como los perros, gatos, caballos y roedores. También pueden generar reacciones alérgicas determinados alimentos o fármacos y la picadura de insectos como abejas o avispas.

Síntomas

Los síntomas de la alergia, que dependen de la sustancia involucrada, pueden afectar las vías respiratorias, los senos y fosas nasales, la piel y el aparato digestivo. Las reacciones alérgicas pueden ir de leves a graves. En algunos casos graves, las alergias pueden desencadenar una reacción que puede poner en riesgo la vida, la cual se conoce como «anafilaxia».

Anafilaxia

Algunos tipos de alergias, como las alergias a alimentos y a picaduras de insectos, pueden desencadenar una reacción grave conocida como «anafilaxia». La anafilaxia, una emergencia médica que pone en riesgo la vida, puede hacer que entres en estado de choque. Algunos de los signos y síntomas de la anafilaxia son los siguientes:

  • Pérdida del conocimiento
  • Caída de la presión arterial
  • Grave dificultad para respirar
  • Erupción cutánea
  • Aturdimiento
  • Pulso rápido y débil
  • Náuseas y vómitos

Causas

Las alergias son muy comunes y en ellas desempeñan un papel tanto los genes como el medio ambiente. Si sus dos padres tienen alergias, existe una buena probabilidad de que usted también las tenga.

El sistema inmunitario normalmente protege al cuerpo de sustancias nocivas como las bacterias y los virus. Este sistema también reacciona ante sustancias extrañas, llamadas alergenos. Estos son generalmente inocuos y en la mayoría de las personas no causan problemas.

En una persona con alergias, la respuesta inmunitaria es hipersensible. Cuando el sistema inmunitario reconoce un alergeno, libera una respuesta. Se secretan químicos como las histaminas, los cuales provocan síntomas de alergias.

Tratamiento

La alergia no tiene cura. Sin embargo, a través de ciertos tratamientos y conductas, se puede reducir la cantidad de reacciones. La Clínica Mayo describe los siguientes tratamientos:

  • Evitar los alérgenos. Con la ayuda del médico, se pueden identificar y prevenir las sustancias que provocan una reacción. Éste es uno de los pasos principales en la prevención de las reacciones alérgicas.
  • Medicamentos para atenuar los síntomas. La medicación para la alergia puede reducir la reacción del sistema inmune y aliviar los síntomas. Las drogas que indique el médico dependerán de las sustancias que provocan la reacción. Pueden indicarse medicaciones orales, sprays nasales o gotas oftálmicas. Algunas medicaciones pueden incluir: corticoesteroides, antihistamínicos, descongestivos, cromoglicato sódico y modificadores de leukotriene.
  • Para las alergias severas o para aquellos casos que no experimentaron mejoras con otros tratamientos, los médicos pueden recomendar vacunas (inmunoterapia). Este tratamiento incluye una serie de inyecciones de extractos de alérgenos purificados, que se administran generalmente durante un período de tiempo durante algunos años.
  • Epinefrina de emergencia. A las personas con alergia severa el médico les puede indicar que lleven consigo una inyección de epinefrina, para administrarse en caso de emergencia. Las inyecciones de epinefrina pueden reducir los síntomas hasta llegar a un hospital y recibir un tratamiento de emergencia.

Deja un comentario