Alergias, digestion, Perdida de peso

Leche de coco

Si hubiese sabido con antelación como se hacía la leche de coco, creeme que no hubiera realmente dejado pasar un sinfín de recetas que la contenía. Este fruto tropical es sabroso y, además, aporta una gran cantidad de proteínas y beneficios para la salud. A pesar de no contar con proteínas, sí posee una buena suma de sales minerales que nos ayudan a remineralizar los huesos y prevenir de esta manera enfermedades óseas como la osteoporosis, entre otras. La leche de coco no contiene fructuosa ni glucosa y sabe exquisita. ¡Aprende a hacerla!

Ingredientes

▪ 4 tazas de agua

▪ 2 tazas de coco rallado sin azúcar

▪ Endulzantes c/n

Elaboración paso a paso

▪ En un recipiente, vuelca el agua y deja calentar sin que rompa hervor.

▪ Pon el coco rallado en el vaso de la licuadora y agrega el agua caliente.

▪ Mezcla muy bien durante un par de minutos hasta que se forme una pasta cremosa, uniforme y espesa.

▪ Echa el contenido en un filtro para café y deja caer la leche en un recipiente.

▪ Puedes usar el endulzante que quieras, puede ser miel, Stevia, azúcar moreno o mascabado, vainilla, canela, etcétera.

▪ Deja enfriar la leche de coco casera en el refrigerador y bebe solo o acompañado de café, chocolate o té.

▪ La pasta de coco sobrante en el filtro de café puede ser reutilizada para preparar más leche de coco, pero con menos cantidad de agua o también puede ser útil como ingrediente especial para tartas o galletas

Como podrás ver, esta receta de leche de coco es muy fácil de elaborar y, además, económica.

BENEFICIOS LECHE DE COCO

Rica en fibra y vitaminas

Así, según los expertos, los cocos son altamente nutritivos y ricos en fibra, vitaminas C, E, B1, B3, B5 y B6.  Contienen minerales como el hierro, selenio, sodio, calcio, magnesio y fósforo. A diferencia de la leche de vaca, la leche de coco no tiene lactosa, así que quienes sufren de intolerancia pueden usarla como sustituto. Es también una opción perfecta para vegetarianos y veganos, y sirve de base para batidos o como alternativa al hornear panes y pasteles.

Alto valor nutricional

La leche de coco, sobre todo la que es baja en grasa, puede usarse con moderación, es decir, una o dos veces a la semana. Según estudios científicos, 100 gramos de leche de coco contienen 154 calorías, 1,4 gramos de proteínas, 15 gramos de grasa y 3,4 gramos de carbohidratos.

Fuente de ácido laúrico

El coco contiene un compuesto, llamado  ácido láurico, que ese convierte en un compuesto  muy beneficioso que se llama monolaurina, un antiviral y antibacterial que destruye una amplia panoplia de organismos que causan enfermedades. Por eso se cree que el consumo de la leche de coco puede proteger al cuerpo de infecciones y virus. La leche de coco se metaboliza rápidamente como energía en el hígado. Se cree que, a diferencia de otras grasas saturadas, el cuerpo los usa más pronto, de manera que es menos probable que se almacenen (o sea, que  nos hagan engordar). Pero es bueno saber que eso no las exime de contribuir al riesgo de contraer enfermedades cardíacas, pues siguen siendo grasas. Así que la palabra clave a la hora de consumir, una vez más, es: moderación.

Nutre nuestra piel y cabello

La leche de coco también es conocida por estar presente en cremas y lociones. Es muy útil para el cuidado estético, ya que nutre la piel debido a sus propiedades. Facilita la hidratación de la piel y previene la sequedad y las erupciones cutáneas. Como exfoliante usado con sal o azúcar ayuda a limpiar la piel de impurezas y células muertas. Se puede usar también como un acondicionador hidratando el cabello y fortaleciendo su raíz. Incluso puede utilizarse en jardinería, pues hay quien dice sirve para estimular el crecimiento de las plantas.

¿QUIERES UNA LECHE DE COCO YA PREPARADA?

Fuentes :
▪ https://placeralplato.com/bebidas/leche-de-coco-casera
▪ https://www.miarevista.es/salud/articulo/propiedades-de-la-leche-de-coco-por-que-incluirla-en-tu-dieta-251595015112

Deja una respuesta