Alergias, Consejos, Problemas respiratorios, Sistema Inmunológico

LA IMPORTANCIA DE LA VITAMINA D

¿Que vitamina D elegir?

Existen dos formas diferentes de vitamina D, la D2 que proviene de un aporte alimentario esencialmente vegetal, mientras que la D3, además de tener un origen alimentario animal, es también sintetizada cuando la piel está expuesta a los rayos del sol.

¿Cuáles son las características de la vitamina D3?

La vitamina D3, o colecalciferol, es sintetizada de un esterol (lípido complejo) naturalmente presente en el organismo, (el 7-dehidrocolesterol). Éste, cuando es expuesto a los rayos UVB del sol, se transforma en vitamina D.

Además, la vitamina D sintetizada de esta manera es la que representa la mayor parte de la vitamina D circulante en el cuerpo
Por esa razón se aconseja exponerse lo más posible a la luz natural.
También y en pequeñas dosis la vitamina D3 se encuentra en la alimentación, especialmente en el pescado graso, la yema de huevo etc.

¿Cuáles son las características de la vitamina D2?

La vitamina D2, conocida también como ergocalficerol, es producida por algunas plantas en respuesta a la radiación ultravioleta. Un ejemplo de esto son los hongos. Muchos fabricantes de alimentos irradian los champiñones con rayos UV, para así incrementar el contenido de los nutrientes.
También la leche de origen vegetal (soya, almendra, coco, etc en determinadas ocasiones, tienen vitamina D2.

¿Qué vitamina D debo elegir?

Las vitaminas D2 y D3 se metabolizan en el hígado en calcifediol. El paso de éste a los riñones provoca seguidamente la liberación de calcitriol, la forma activa y utilizable de la vitamina D
No obstante, unos trabajos han mostrado que la vitamina D3 aumenta de manera más importante el nivel de calcitriol en el organismo.
Por otra parte, la vitamina D2 es menos estable que la D3 ésta es más sensible al calor y a la humedad
Por estas razones, si usted desea tomar complementos de vitamina D, se recomienda optar por la vitamina D3.

¿Cual es la dosis adecuada?

La medicina tradicional recomienda tener unos niveles plasmáticos de vitamina D (medidos en forma de calcidiol o 25 OH colecalciferol) de al menos 20-30 ng/mL.
Las dosis diarias recomendadas hasta ahora son de 600 a 800 ui (unidades internacionales) al día, dependiendo de la edad de la persona.
Sin embargo, una reciente publicación en la revista Nutrients ha demostrado que el cálculo por el que se establecen estas dosis para alcanzar y mantener unos valores de 20-30 ng/mL es erróneo.
Si el cálculo se hace correctamente, las dosis diarias recomendadas de vitamina D son al menos 10 veces superiores a las anteriormente mencionadas, es decir de 6.000 a 8.000 ui al día.

El endocrinólogo Robert Heaney, Director de Investigación de GrassrootsHealth es uno de los grandes investigadores mundiales en vitamina D, especialmente en las dosis necesarias para alcanzar determinados efectos. Según este investigador, las dosis diarias recomendadas para sobrepasar los 20 ng/mL son claramente insuficientes.

La evidencia científica ha demostrado que al menos el 50% de las personas que toman 600 ui de vitamina D no son capaces de alcanzar ni siquiera los 20 ng/mL.

Tanto los resultados del estudio publicado en Nutrients como las investigaciones del Dr. Heaney coinciden en que las dosis diarias recomendadas son diez veces superiores a las manejadas hasta hoy.

Desafortunadamente va a ser difícil cambiar las recomendaciones oficiales basadas en un error matemático.

Deja una respuesta