digestion

La flora intestinal y sus beneficios para nuestra salud

La flora intestinal y sus beneficios para nuestra salud

¿Qué es la flora intestinal?

La flora intestinal o microbiota es un conjunto de microorganismos que viven en perfecta simbiosis en nuestro intestino. Está compuesta por aproximadamente cien billones de bacterias beneficiosas, una cifra diez veces mayor que el número de células presentes en nuestro cuerpo. Estas bacterias pertenecen a entre quinientas y mil especies diferentes, y el 95% de ellas vive en el colón.

El conjunto total llega a alcanzar un peso de hasta dos kilos, similar al de nuestro hígado y, su importancia es vital, porque desarrolla funciones esenciales para nuestro organismo. De hecho, nuestra existencia sería muy complicada sin ella y posiblemente viviríamos menos tiempo y mucho peor.

Es importante saber que nuestro sistema digestivo tiene una superficie de 300 metros cuadrados, similar a una pista de tenis. Es el órgano más en contacto con el exterior y por lo tanto el más susceptible de ser atacado por agresiones externas. De hecho, la mayoría de nuestras defensas se encuentran en esta zona para protegernos. Una de las herramientas de defensa son los componentes de la flora intestinal.

¿Qué funciones tiene la flora?

Las bacterias de nuestra flora intestinal son muy beneficiosas para nuestro organismo ya que realizan funciones esenciales para nuestra salud y bienestar. Algunas de las funciones más importantes son:

  • Actúa como defensa del organismo
  • Refuerzo de nuestras defensas frente a bacterias y virus. ● Protección frente a diarreas por tratamientos antibióticos.
  • Protección frente a otras enfermedades.
  • Funcionamiento correcto de nuestro sistema digestivo: Alivio de los síntomas del estreñimiento, favoreciendo el ritmo intestinal.
  • Colabora en la producción de vitaminas como la B y la K, aminoácidos, y aporta energía, necesaria para el funcionamiento de nuestro organismo.
  • Facilita una correcta absorción de minerales como calcio, hierro y magnesio.

Por lo tanto, el mantenimiento de la flora intestinal es clave para mantener una buena salud y un buen sistema inmunitario.

¿Qué altera la flora?

Existen diferentes situaciones que pueden desequilibrar nuestra flora intestinal y por lo tanto provocar alteraciones en nuestra salud:

Edad: a mayor edad, fundamentalmente a partir de los 60 años, hay un descenso del número de bacterias beneficiosas.

Infecciones: ​de origen vírico y/o bacteriano.

Antibióticos: ​disminuyen el número de bacterias beneficiosas de nuestra flora.

Viajes a otros lugares del mundo.

Hábitos poco saludables: el sedentarismo, malos hábitos alimenticios, insomnio, tabaco, alcohol, estrés, contaminación.

Algunas enfermedades como colitis ulcerosa, enfermedad de  crohn, etc.

¿Qué consecuencias tiene la alteración de la flora?

La alteración en nuestra flora intestinal puede ser un motivo del desarrollo de algunas enfermedades y de desórdenes intestinales como:

  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Infecciones
  • Debilidad del sistema inmune
  • Diarrea del viajero
  • Hinchazón de estómago
  • Gases
  • Síntomas de alergia

Remedios para regenerar la flora intestinal

Para regenerar la flora hace falta tiempo. Dependiendo de los síntomas de las anomalías de cada caso, puede ser necesario un período 3 ó 4 semanas, y, en ocasiones, 6 meses.

Pero incluso una cura de 2 ó 3 semanas puede ser muy útil para regenerar la flora intestinal.

La estructura de la flora es distinta en cada persona. Puedes empezar una regeneración de 4 a 8 semanas e ir ampliando este periodo si no encuentras los efectos deseados. Ten en cuenta que, además de la flora intestinal, puede haber otras causas en tu problema de salud, por lo que hay que prestar mucha atención y consultar al médico, en caso de ser necesario.

La regeneración de la flora tiene que cumplir dos objetivos:

  • Mejorar el ambiente intestinal
  • Regenerar la flora mediante bacterias intestinales beneficiosas

Mejorar el ambiente intestinal

Consiste en crear las condiciones adecuadas para que las bacterias intestinales beneficiosas proliferen y se eliminen las que son nocivas.

Para conseguir este objetivo hay que aplicar los remedios adecuados, como los concentrados con efectos pre y probióticos, que estimulan la aparición de las bacterias beneficiosas, y los nutrientes apropiados para ellas. Además, se enriquece este concentrado con vitaminas naturales, minerales, minerales traza, y distintos fitoquímicos antioxidantes muy eficaces.

La regeneración natural de la flora intestinal

Los probióticos son remedios naturales especialmente eficaces para regenerar, renovar, limpiar o rejuvenecer el intestino. Pero si ya está dañado gravemente, puede que los probióticos no tengan éxito.

Cuando se produce la renovación intestinal, el sistema digestivo se desintoxica y purifica. Desaparecen las toxinas, los patógenos dañinos y las heces endurecidas.

El peristaltismo se regula, se regenera la mucosa intestinal y se normaliza el pH del intestino.

Los tres componentes de la regeneración de la flora intestinal

La mejor limpieza del colon es mediante remedios naturales. Por una parte, la aplicación de los probióticos y, por otra parte la del polvo de cáscara de bentonita y polvo de cáscara de psyllium.

La bentonita es una arcilla mineral, al que se une toxinas e impide que las sustancias tóxicas pasen desde el intestino al torrente sanguíneo.

El polvo de cáscara de psyllium actúa como una fibra que se hincha en el intestino y limpia las paredes intestinales.

El polvo de cáscara de psyllium tiene los siguientes beneficios:

  • Disminuye la presión arterial
  • Regula el nivel de azúcar en la sangre
  • Ayuda en la pérdida de peso
  • Equilibra los niveles de colesterol y de grasa en sangre

Regenerar la flora intestinal comiendo alimentos sanos

Para tener una flora intestinal sana es necesario seguir una dieta saludable y comer alimentos naturales. De lo contrario, las bacterias beneficiosas desaparecen y aumentan los patógenos dañinos, con lo que todos los esfuerzos realizados tomando probióticos se vuelven inútiles.

Una dieta saludable está basada en alimentos naturales y ricos en nutrientes, así como alimentos que aporten minerales y fibra al organismo. Hay que evitar los alimentos ricos en azúcar y comer cantidades moderadas de alimentos ricos en proteínas de origen animal. También es recomendable incluir en la dieta otro tipo de alimentos, como el yogur bífidus, que contiene bifidobacterias, beneficiosas para el organismo.

Deja un comentario