Consejos

El Cáncer de colon y sus efectos

El colon o intestino grueso tiene una longitud aproximada de 1,5 metros y su función es la de absorber agua y electrolitos del contenido intestinal y en su parte final almacenar las materias fecales hasta su expulsión por el ano.

Tiene forma de tubo y su mucosa interior está recubierta por glándulas productoras de moco, y en un 90-95% de los casos, es en ellas donde se producen los tumores malignos llamados adenocarcinomas, por eso, al cáncer colorrectal se le denomina también adenocarcinoma de colón.

El cáncer de colon es una enfermedad que se desarrolla debido a que la mucosa del colon contenida en un pólipo existente evoluciona por diferentes causas hasta convertirse en un tumor maligno. Normalmente las células malignas se localizan en la porción intermedia y más larga del intestino grueso.

Síntomas del Cáncer de Colón

Muchos de estos síntomas son causados por afecciones distintas al cáncer colorrectal, tal como infecciones, hemorroides o síndrome de intestino irritable. No obstante, si tiene cualquiera de estos problemas, es importante que consulte con su médico de inmediato para que se pueda determinar la causa y recibir tratamiento de ser necesario.

Encontrar el cáncer cuando se encuentra en sus etapas iniciales a menudo permite la posibilidad de contar con más opciones de tratamiento. En algunos casos de la enfermedad en etapa inicial surgen signos y síntomas que pueden ser notados, pero esto no siempre es así. ​Hay casos en los cuales el cáncer de colon no da síntomas hasta fases muy avanzadas pero, entre los descritos, los más frecuentes serían los siguientes:

  • Dolor abdominal inespecífico que mejora tras la expulsión de gases o heces.
  • Sensación de que el intestino no se vacía completamente tras defecar.
  • Sangre de color rojizo o negro en las heces.
  • Cambios del ritmo intestinal intercalándose periodos de diarrea y de estreñimiento
  • Heces delgadas en forma de lápiz si el tumor está estrechando el intestino.
  • Sensación de cansancio constante si la pérdida de sangre produce anemia.
  • Pérdida de peso sin motivo aparente.
  • Vómitos.

Causas y prevención

En todos los tipos de cáncer existen factores de riesgo que hacen que las personas que estén expuestas a ellos tengan más probabilidades de desarrollar un tumor maligno.

La investigación en cáncer colorrectal ha demostrado que en algunos tipos, los tumores se originan a partir de pólipos (pequeños bultos benignos). La detección precoz y extracción de estos pólipos puede ayudar a prevenir la aparición de la enfermedad.

Otra de las causas de la aparición del cáncer de colon es la predisposición genética que tenga la persona. Esto se debe a diversas alteraciones en determinados genes por lo tanto, los individuos con familiares que tienen o han tenido esta patología deben acudir a exámenes médicos periódicamente.

Algunos hábitos poco saludables también podrían ser la causa de la aparición de la enfermedad, de manera que seguir los siguientes consejos puede resultar muy beneficioso:

  • No abusar del alcohol, ni del tabaco: El tabaco aumenta el riesgo de desarrollar pólipos que pueden ser precursores de la enfermedad. Respecto al alcohol, su consumo propicia que crezcan las células de la mucosa del colon. Este crecimiento da lugar a los pólipos.
  • Controlar el sobrepeso: Se debe evitar la obesidad y el exceso de calorías en la dieta. Realizar ejercicio físico de forma regular contribuye a que no se lleve una vida sedentaria y se favorezca la aparición de la enfermedad.
  • Alimentación: Los especialistas aconsejan seguir una dieta equilibrada y recomiendan las siguientes pautas.
  • No abusar de comidas ricas en grasas.
  • Disminuir el consumo de grasas de manera que no superen el 20 por ciento del total de calorías de la dieta, consumir preferentemente grasas monoinsaturadas (aceite de oliva) y poliinsaturadas (aceite de pescado).
  • Disminuir la ingesta de carnes rojas.
  • Aumentar el consumo de pescado y pollo.
  • Incorporar a la dieta alimentos ricos en fibra ya que tomar una cantidad de fibra de al menos 25 gramos diarios, en forma de cereales y pan integral, previene la aparición del tumor.
  • Incrementar la ingesta de frutas y verduras. Especialmente coliflor, coles de Bruselas, brócoli y legumbres.
  • Edad: Este tipo de cáncer suele aparecer a partir de los 40 años y su incidencia aumenta a medida que se cumplen años.

Por último, si la persona tiene algún tipo de enfermedad inflamatoria intestinal, como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, aumenta el riesgo de padecer la enfermedad.

Una vez confirmada exactamente la localización y el estadio de extensión, lostratamientos para el cáncer de colon más comunes que se emplean son:

Cirugia

Cirugía

La cirugía suele ser el principal tratamiento si el tumor ya no puede resecarse completamente mediante una simple colonoscopia. Se realiza con anestesia general y consiste en la resección del segmento del colon en el que se asienta el tumor.

La resección puede hacerse por vía convencional o a través de la cirugía paparoscópica, produciondo un daño mínimo en el paciente y con un postoperatorio más rápido.

Otros tratamientos próximamente…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *