Consejos

Columna vertebral

LA COLUMNA  VERTEBRAL

Para tener una mejor calidad de vida, nada mejor que una buena, sana y balanceada alimentación, para esto es importante tener en cuenta los beneficios de los diferentes alimentos, pues estos aportan nutrientes necesarios para mejorar cualquier patología y al mismo tiempo nos protegen de diferentes enfermedades.

Pero, que tiene que ver esto con la columna vertebral; para problemas relacionados con la columna vertebrar es importante resaltar que el cuidado de la misma no se basa solo en la postura, o en ejercicios dirigidos a corregir dicha patología, pues también es necesario, manejar el estrés, tomar baños de sol, y elegir alimentos que mejoren su condición, algunos remineralizantes otros antiinflamatorios y otros depurativos

A continuación, describiremos una serie de alimentos necesarios para mantener la columna vertebral en óptimas condiciones:

  • ALIMENTOS RICOS EN CALCIO

    Cardo

    Esta verdura, pariente de la alcachofa, es perfecta para consumirla durante los meses de invierno y primavera. Es una verdura formada mayoritariamente por agua, por lo que su aporte calórico es mínimo. Pero lo mejor de todo es su alto contenido en calcio,  contienen 114 mg por cada 100 gramos. Y no solo eso, también es rico en vitamina B3

    Brócoli

    Esta verdura es una de las más completas. No solo contiene vitamina A, C, minerales y ácido fólico. También contiene calcio, de hecho tiene unos 47 mg de calcio por 100 gramos.

    Calabaza

    Aunque en menor medida, pues contiene casi la mitad que el brócoli, la calabaza también contiene, hierro. ¡Un buen motivo para añadirla en caso de necesitar este mineral

    Calabacín

    El calabacín es una de las hortalizas más nutritivas que podemos encontrar. Aunque se trata de un producto típico del verano, podemos adquirirlo durante todo el año. Además de calcio también contiene hierro, magnesio y sodio.

    Endibias

    Sin duda una de las mejores fuentes para obtener este nutriente, pues contiene cerca de 58 mg por cada 100 gramos. La endibia es una hortaliza que contiene calcio, fósforo, hierro, potasio, vitamina A, C y E, por lo que es muy completa. Para disfrutar de su sabor lo ideal es acompañarla con alimentos que contrarresten su amargo sabor, por ejm los aguacates ¡Pruébalas en tus ensaladas!

    Setas

    Aunque no lo contienen como tal, las setas ayudan a nuestro organismo a absorber tanto el calcio como el fósforo debido a la cantidad de vitamina D que contiene. También contienen potasio.

    Judías verdes

    Aunque en menor medida comparada con el resto de verduras, las judías verdes también presentan calcio entre sus nutrientes. Son especialmente ricas en potasio.

    Espinacas

    Las espinacas contienen calcio, hierro, magnesio, potasio y sodio. Además de su alto contenido en vitamina A. ¿Las has probado en ensalada?

    Coliflor

    Esta verdura cuenta con infinidad de variedades, pero todas ellas coinciden en algo: ¡la coliflor contiene calcio! Concretamente unos 22 mg por cada 100 gr de producto. A la hora de elegirla asegúrate de que presente una masa firme y compacta y de que sus hojas sean de color verde. La mejor época para consumirla es durante los meses de septiembre y enero, pero podemos disponer de ella todo el año.

    Frutos secos

    ¡No podían faltar en nuestra lista! Se trata de uno de los productos vegetales con más calcio. Las nueces, las almendras, las avellanas… Todos estos frutos también contienen magnesio.

    El calcio no sólo se encuentra en los cereales, Los productos lácteos o el pescado, son una buena fuente de calcio para tu alimentación los frutos secos

  • ALIMENTOS RICOS EN COBRE
  • Tomates secados al sol: Esta es una fuente conocida de cobre. Estos también son buenos en hierro y potasio. A menudo se Hortalizas, Frutas y Legumbres:Las verduras como champiñones, soja, rábanos y frijoles, que son fácilmente disponibles en el mercado tienen un alto nivel de cobre.Las frutas que ayudan en la prestación de cobre son el limón, carambola, mora, litchi, guayaba, piña, los albaricoques y los plátanos. Frutos secos:Las almendras, cacahuetes, anacardos, pistachos, piñones, avellanas y las nueces son las fuentes más ricas de cobre. Su uso en los alimentos todos los días ofrece tanto de cobre y hierro en nuestro cuerpo. Estos frutos secos también contienen buenas cantidades de ácidos grasos omega-3 que ayudan a mantener la piel saludable, cabello y uñas.Normalmente todos los tipos de semillas comestibles son fuentes ricas en cobre. También contienen proteínas, potasio, zinc, hierro, B & E Las vitaminas, magnesio y calcio.Semillas de Calabaza, semillas de la sandía, semillas de sésamo, semillas de linaza, semillas de girasol son algunas variedades que contienen cobre

 

  • ALIMENTOS RICOS EN MAGNESIO
Espinaca Acelga suiza Hojas de nabo Hojas de betabel Col berza
Brócoli Coles de Bruselas Col rizada Col china Lechuga romana

Otros alimentos que son particularmente ricos en magnesio son los siguientes:15,16,1718

Granos de cacao o cacao en polvo sin endulzar Una onza (28 gramos) o los granos crudos de cacao contienen cerca de 64 miligramos de magnesio, más muchos otros valiosos antioxidantes, hierro y fibra probiótica que ayudan a alimentar a las bacterias saludables de su intestino.
Aguacates La mitad de un aguacate contiene cerca de 58 mg de magnesio, más grasas saludables y fibra y otras vitaminas. También son una buena fuente de potasio, el cual ayuda a compensar los efectos hipertensivos del sodio.
Semillas y frutos secos Las semillas de calabaza, sésamo y girasol se encuentran entre los más altos, con un estimado del 48 %, 32% y 28 % de CDR de magnesio por cuarto de taza respectivamente. La nuez de la india, las almendras y la semilla de Brasil también son buenas fuentes. Una onza (28- gramos) de nuez de la india contiene 82 gramos de magnesio, lo que equivale a cerca del 20 % de la CDR.
Pescado graso Curiosamente, el pescado graso, como el salmón silvestre de Alaska y el verdel también son altos en magnesio. La mitad de un filete (178 gramos) de salmón puede brindarle cerca de 53 gr de magnesio, que equivale a aproximadamente el 13 % de la CDR.
Calabacita Una taza de calabacita de invierno le brinda cerca de 27 gramos de magnesio; casi el 7 % de su CDR.
Hierbas y especias Las hierbas y especias contienen muchos nutrientes en un empaque pequeño y entre estos encontramos el magnesio. Algunas de las variedades más ricas en magnesio son el cilantro, cebollín, semillas de comino, perejil, semillas de mostaza, hinojo, albahaca y clavo.
Frutas y bayas En los primeros lugares por su nivel de magnesio están: la papaya, frambuesas, jitomate, toronja, fresas y sandía. Por ejemplo, una papaya mediana puede brindarle casi 58 gramos de magnesio.

Equilibre el Magnesio con el Calcio, Vitamina K2 y D

Uno de los mayores beneficios de obtener sus nutrientes de una alimentación variada de alimentos enteros es que tiene menos probabilidad de terminar con un índice desequilibrado de nutrientes. Los alimentos en general contienen todos los co-factores y co-nutrientes necesarios en los índices correctos para la salud óptima.

Esencialmente, la sabiduría de la madre naturaleza elimina las conjeturas. Cuando depende de los suplementos, debe desarrollar más destreza para saber cómo los nutrientes influyen e interactúan entre sí, para evitar meterse en problemas.

Por ejemplo, es importante mantener el equilibrio adecuado entre el magnesio, calcio, vitamina K2 y vitamina D. Estos cuatro nutrientes trabajan en conjunto de forma sinérgica y la falta de equilibrio entre ellos es la razón por la que los suplementos de calcio se han relacionado con un mayor riesgo de ataques cardiacos y derrames cerebrales, y por qué algunas personas padecen toxicidad por vitamina D.

Desafortunadamente, todavía no conocemos los índices ideales exactos entre todos estos nutrientes, aunque estas son algunas normas generales y consideraciones:

  • Actualmente se cree que el índice ideal entre el magnesio y el calcio debe ser 1:1. Tenga en cuenta que, ya que probablemente obtiene mucho más calcio que magnesio de su alimentación, su necesidad de magnesio en suplemento podría ser de 2 a 3 veces más alto que el de calcio.
  • Mientras que todavía se tienen que determinar los índices ideales u óptimos entre la vitamina D y la vitamina K2, la Dra. Kate Rheaume-Bleue, sugiere que por cada 1000 IU de vitamina D que consuma, se beneficiaría de cerca de 100 microgramos (mcg) de K2 y quizá de hasta 150-200 mcg.
  • En cuanto la cantidad de vitamina D que necesita, le recomiendo ampliamente que revise dos veces al año (verano e invierno) su nivel de vitamina D, para ayudar a determinar su dosis personal. La exposición al sol es la forma ideal de optimizar sus niveles, aunque si opta por un suplemento, su “dosis ideal” es la que lo lleve al rango terapéutico de entre 40 y 60 ng/ml.
  • ALIMENTOS RICOS EN BROMELINA: Esta enzima se encuentra principalmente en la piña, y ayuda a controlar el dolor y la rigidez muscular; además de tener un buen sabor, es versátil y funcional; así como el brócoli que también aporta esta enzima al organismo.

    Las Dietas Cetogénicas También Podrían Beneficiar la salud de su columna

    Cabe destacar que los efectos antiinflamatorios de la dieta cetogénica fueron confirmados al tomar en cuenta que la inflamación sistémica de bajo grado desempeña un papel importante en el dolor crónico.

    Cada vez se observa con mayor frecuencia que la inflamación crónica de bajo grado es parte de otras enfermedades ortopédicas como la osteoartritis—que antes se consideraba como un problema que surgía por el desgaste o uso ‘inconsistente’ (contrario a la inflamación mucho más notoria y ‘cálida’ de la artritis reumatoide)”.5

    La inflamación crónica, que puede ser el resultado de una alimentación deficiente, estrés, la exposición a las toxinas ambientales y mucho más, puede dañar silenciosamente no solo su columna, si no también sus tejidos, durante un período prolongado de tiempo.

    Este proceso puede extenderse durante años antes de que pueda notarlo, hasta que alguna enfermedad o dolor crónico aparezca de repente. Sin embargo, cada vez más investigaciones sugieren que llevar una dieta cetogénica también podría ser beneficioso al respecto.

    Como se explica en un estudio, hay razones para creer que una dieta cetogénica podría beneficiar varios de tipos de dolor, incluidos el dolor neuropático, inflamatorio e incluso el dolor térmico. Los investigadores explicaron:

    “Comparado con el metabolismo de la glucosa, el metabolismo de las cetonas produce menos especies reactivas del oxígeno–que son conocidas por contribuir a la inflamación… las pruebas indican que las dietas cetogénicas pueden reducir la inflamación, y de esa forma ayudan a aliviar el dolor asociado con la inflamación”.6

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *